Current track

Title

Artist

Current show

Merengue exitos

6:00 am 10:00 am

Current show

Merengue exitos

6:00 am 10:00 am

Upcoming show

Merengue exitos

6:00 am 10:00 am

Background

tres regates, cuatro rivales, y gol de exterior para iniciar la remontada en el derbi

Written by on January 27, 2023

Los derbis madrileños siempre son partidos intensos, emocionales, disputados, donde la rivalidad es exacerbada a niveles incomprensibles para quienes no sienten al Madrid o al Atleti como propios. Sin embargo, también son auténticos partidazos de fútbol, en los que los mejores jugadores del mundo han ido dejando su sello con el paso de los años en forma de auténticos golazos:

El gol de Ronaldo a los 15 segundos, el de Schuster de falta en una final de Copa del Rey ante sus ex merengues, el de Futre en aquella misma final, los de Raúl en su debut con el Real Madrid en el Santiago Bernabéu y unos años después regateando a toda la zaga rojiblanca y a Molina, el de Saúl de chilena en el Calderón, o el más mítico de todos, el cabezazo de Ramos en Lisboa en el 93 que le valió la décima Champions a los blancos.

Con tantos ejemplos de tanta calidad, no es difícil imaginar que seguirán surgiendo verdaderas obras de arte en forma de gol durante los derbis, como sucedió el pasado jueves en la eliminatoria de Copa del Rey a un partido entre Madrid y Atleti en el Santiago Bernabéu. Iban ganando los colchoneros con gol de Morata, cuando Rodrygo se doctoró por segunda vez esta temporada ante el Atleti con un gol infinitamente mejor que el que transformó hace unos meses en el Metropolitano.

Corría el minuto 79 de partido, al Madrid se le agotaba la paciencia y se le acababan las opciones, aunque la entrada de Ceballos y el propio Rodrygo había reactivado a los locales. En ese momento, el brasileño recibió de espaldas un balón de Modric en tres cuartos de campo, una zona en la que es indetectable y donde podría rendir a las mil maravillas si se le diese la oportunidad y la continuidad necesarias. 

Nada más llegarle el pase, ni siquiera tocó el balón. Se giró sobre sí mismo y dejó correr el esférico para encarar directo a portería, a pesar de tener por delante a la defensa ‘india’ y tener hasta tres jugadores atléticos rodeándole. La pelota se le marchó algo larga al no haberla controlado, pero metió la punta de la bota para sortear a Witsel, que salió a morderle y quedó en el camino sin mayor esfuerzo.

Con algo más de aire, Rodrygo levantó la cabeza y oteó el horizonte, aunque el balón seguía escapando por poco a su control. Solo otro toque sutil le permitió esquivar también a Hermoso, que salió de zona para pararle, pero ya era tarde. Todo gracias a una maniobra tan eficaz y simple como vistosa, un uno-dos de mucha calidad. Tras superar a su segundo oponente, el joven extremo se había plantado en el área rival, con todo a favor para disparar y marcar.

En cambio, hizo un amago de disparo al palo izquierdo de Oblak y arrastró el balón con un golpe de cintura exquisito para dejar sentado también a Savic y hacerse un dos por uno con Nahuel Molina, que quiso tapar el disparo también y quedó de espaldas al balón, completamente vendido. Cuando quiso girarse ya era tarde, porque Rodrygo, apodado por la cuenta oficial de Twitter del Real Madrid como el ‘chico de las remontadas’, había olido sangre y tenía ya preparada su última travesura. 

Parecía que se había arrinconado y no tenía salida ni hueco para el disparo, pues se había escorado en exceso hacia su pierna menos buena, la izquierda. No obstante, su privilegiada inventiva futbolística le permitió sacarse un recurso precioso y muy efectivo, un disparo con el empeine exterior de su pierna derecha sutil y elegante que pilló desprevenido a un porterazo como Oblak. 

El Bernabéu estalló en júbilo, como no podía ser de otra manera, tras un gol ‘maradoniano’ que muy probablemente hizo sonreír a Pelé desde el cielo, viendo como uno de los canteranos de ‘su’ Santos plasmaba en el césped del feudo madridista uno de los goles del año, digno solo de un talento especial, llamado a conquistar el mundo en los próximos años.

Source link