Current track

Title

Artist

Current show

LAS 40 MEJORES PISTAS

6:00 am 9:00 am

Current show

LAS 40 MEJORES PISTAS

6:00 am 9:00 am

Upcoming show

LAS 40 MEJORES PISTAS

6:00 am 9:00 am

Background

Así será el Gran Premio de Madrid

Written by on February 9, 2024

Desde que se confirmó oficialmente el futuro Gran Premio de España en Madrid, la capital española persigue organizar ya desde 2026 un fin de semana espectacular e inolvidable, a lo grande. Tan grande, que será presumiblemente más caro para los espectadores que el de Barcelona, el del Circuit de Cataluña, y se situará entre los más caros para el público de todo el Mundial.

Así lo ha adelantado este viernes el diario El País en base a las confesiones de una fuente muy cercana y conocedora del proyecto, que ha arrojado algo de luz sobre los aspectos financieros más relevantes del Gran Premio. Las entradas variarán en función de su categoría, pero podrían oscilar entre los 275 y los 1.200 euros. Eso, al menos, las entradas más asequibles y sin extras, ya que las dos zonas de ‘hospitality’ para vips se dispararían hasta el margen entre los 2.700 y los 4.600 euros

Entradas, por tanto, nada asequibles para el bolsillo medio de cualquier aficionado español que no quiera considerar un capricho accesible asistir al Gran Premio de Madrid. Independientemente, los organizadores parecen haber estimado una afluencia de hasta 140.500 espectadores reunidos en Ifema cuando el circuito ya esté a pleno rendimiento, por lo que tienen motivos para justificar esos precios. No serán populares, pero la demanda será tan alta que poco importará.

La magnitud de esos precios queda de relieve al compararlos con el precio medio ponderado en grada en Montmeló, que ronda los 360 euros por los 469,80 euros estimados de Madrid. Misma situación incluso en las gradas vip, que en Madrid rondarán los 3.480 euros frente a los 1.997 del otro gran premio español, que seguirá en el calendario para aquellos aficionados que no puedan permitirse la experiencia en Madrid. 

A nivel internacional, esa comparativa sí favorece algo más al Gran Premio de Madrid. Sus precios situarán esta carrera en niveles superiores y menos atractivos para los espectadores que otras como las de Barcelona o Monza (Italia), pero no dejará de ser más barata que la de Zandvoort (Países Bajos: 522 euros de media) o Silverstone (Reino Unido, 522); y por supuesto que las de Miami (EEUU) o México (ambos con 1.099).

Independientemente, esas cifras irán creciendo cada año en función de la inflación y del modelo de negocio de los organizadores, sujeto a cambios hasta que la F1 desembarque definitivamente en la capital de nuestro país, en 2026. Si todo sigue su curso y se cumplen las previsiones, la venta de entradas inicial produciría unos ingresos cercanos a los 100 millones de euros

Sin embargo, surge la duda respecto al retorno de la inversión, ya que desde el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid se ha asegurado por activa y por pasiva que no habría capital público involucrado. El caso es que Ifema está participada accionarialmente por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Cámara de Comercio e Industria y Fundación Obra Social y Monte Piedad de Madrid, y supuestamente deberá invertir al menos esos 100 millones para poner en marcha el Gran Premio. 

Los ingresos, por tanto, son vitales para las autoridades, para la viabilidad del Gran Premio, y eso hará que se encarezca. Además, a ese dinero hay que sumarle el famoso canon multimillonario que la Fórmula 1 impone a todos los circuitos que quieren albergar carreras del Mundial. Un tributo que recibe Liberty Media, y que extrapolado a los diez años como mínimo que durará vigente la carrera en Madrid, podría ascender hasta la franja de los 200-600 millones de euros por diez años

A eso habría que sumarle, según una documentación a la que tuvo acceso El País, todos los gastos derivados de personal, comisiones de ventas, servicios profesionales y externalizados, infraestructuras, seguros, promoción, reparación, o electricidad. Toda una lista de gastos que, para garantizar la ausencia de inversión de dinero público, deberán sufragar los espectadores.

El público, de este modo, podrá disfrutar de añadidos que son, en algunos casos, menos comunes de lo que parece en la F1. Podrán pagar por disfrutar de dos zonas de ‘hospitality’, del pago por patrocinios o del resto de espectáculos asociados al evento. Tratándose de Ifema, se aprovechará la transformación del polivalente espacio de congresos para organizar conciertos coincidentes con las carreras (cuando los bólidos no estén compitiendo), e incluso se luchará por acoger simultáneamente otros eventos deportivos como MotoGP o la etapa final de La Vuelta.

Un modelo de fin de semana que ya explicó en enero José Vicente de los Mozos, presidente del Comité Ejecutivo de Ifema: “Tenemos la ambición de organizar un Gran Premio que se convertirá en una referencia. Estará conceptualizado y diseñado específicamente para ofrecer una experiencia diferencial y única para aficionados y participantes en la competición. Madrid quiere profundizar en el desarrollo de un nuevo paradigma que combine deporte y espectáculo, ofreciendo un evento memorable”.

El plan de negocio del GP de Madrid contempla, por tanto, la expectativa de arrancar con 112.000 espectadores, repartidos así: 92.000 en grada, 15.000 en el vip, y 5.000 en el paddock club, la zona más elitista. A partir de ahí la afluencia debería ir creciendo hasta alcanzar esos 140.500 asistentes en torno al quinto año, con el circuito ya rodado y todavía otro lustro de concesión para exprimir beneficios a la llegada de la alta velocidad a Madrid. El gasto medio por persona en comida y bebida se estima en 100 euros por el total del fin de semana. 

Habrá, aun así, buenas noticias para los aficionados menos pudientes, ya que no se había contemplado una ‘pelouse’ (zona sin asientos y más barata) pero finalmente se intentará incluir, con precios de entre 50 y 70 euros, visibilidad reducida y pantallas para seguir la carrera. Una concesión al seguidor de toda la vida, el del picnic, las banderas y las bengalas, para ofrecer esa otra cara más clásica de la F1, llena de color, ruido y pasión, ahuyentando de paso la imagen ‘elitista’ que acompaña al Gran Premio por ahora.

No en vano, los organizadores esperan multitudes procedentes de todos los rincones del mundo. Al menos el 70% de los espectadores llegará desde fuera de la capital, y el 35% lo hará desde fuera de España. Mucha multiculturalidad que podrá llegar a aportar 450 millones de euros al PIB regional madrileño, ya que cada visitante pasará una media de casi cuatro noches en la ciudad, con un gasto medio de más de 1.300 euros. Cualquier cosa con tal de disfrutar de la Fórmula 1.

Source link


Descarga nuestra APP BEONERADIO
Google Play | Apple Store
www.be1radio.com
Instagram: @be1radio