fbpx
Current track

Title

Artist


Xiomara Castro, favorita en las elecciones presidenciales de Honduras – Latinoamérica – Internacional

Written by on November 29, 2021


Honduras elige hoy a un nuevo presidente (a) bajo un clima de polarización marcado por los escándalos de corrupción y de narcotráfico que han salpicado a las más altas esferas del poder político en el país. Estas elecciones, además, ponen fin al más largo mandato presidencial en la historia de los hondureños –encabezado por Juan Orlando Hernández– y abren la posibilidad de que una mujer asuma por primera vez el principal cargo de la nación centroamericana.

Podría ser de su interés: (EE. UU. acusa al presidente de Honduras de ayudar a traficar cocaína)

Con los recuerdos del golpe de Estado hacia el gobierno de Zelaya en 2009 y la violencia y protestas masivas después de las elecciones del 2017, es muy probable que haya mucha tensión.

Nasry Asfura

Nasry Asfura, candidato presidencial hondureño

En los comicios de hoy participarán 14 partidos y 12 candidatos a la presidencia, de los que, según sondeos de opinión, los que tienen mayores posibilidades de ganar son el gobernante Partido Nacional (PN) y la alianza de hecho entre el Libertad y Refundación (Libre) con la Unión Nacional Opositora de Honduras (UNOH), que tienen a Xiomara Castro a la cabeza, una reconocida figura política en Honduras que en 2009 presidió las protestas en contra del golpe de Estado que derrocó a su esposo, Manuel Zelaya, y que por tercera vez le apuesta a través de las urnas a sacar del poder al PN, que lleva 12 años consecutivos al mando, dos de ellos con Hernández como gobernante.

“Honduras llega en un clima muy polarizado, un clima que también ha visto mucha violencia política. Con los recuerdos del golpe de Estado hacia el gobierno de Zelaya en 2009 y la violencia y protestas masivas después de las elecciones del 2017, es muy probable que haya mucha tensión el día de las elecciones. A pesar de que las encuestas apuntan a que Xiomara Castro, del partido Libre, va a vencer a Nasry Asfura, del Partido Nacional, con amplia diferencia, hay preocupaciones (tanto de fraude electoral como de irregularidades)”, le explicó a este diario Valeria Vásquez, experta de Control Risks para Centroamérica.

Y es que los temores por un clima altamente volátil son síntomas de un país crispado, especialmente después de la cuestionada reelección de Hernández en 2017, que desató enfrentamientos con represión policial y que dejaron una treintena de muertos. “Es pa fuera que se van”, ha reiterado en varias ocasiones Castro durante la campaña electoral.

De 62 años y cabello castaño, Xiomara suele vestir siempre cuando sale a las calles una blusa roja, del color de su partido, junto con un sombrero, prenda que caracterizó a su esposo.

“Se necesita una mujer que asuma la presidencia y que maneje los fondos con transparencia”, dijo en su cierre de campaña.

Su principal contrincante es Asfura, actual alcalde de Tegucigalpa y postulante del PN.

Castro plantea un socialismo a la hondureña

Según sondeos, Castro llega a las elecciones con el 38 por ciento de la intención de voto, mientras sus rivales políticos la atacan diciendo que quiere llevar a Honduras al “comunismo”, desacreditando sus propuestas, como la legalización del aborto y el matrimonio igualitario, y recordándole su participación en 2015 en un homenaje a Hugo Chávez en Caracas.

Castro asegura que propone un “socialismo democrático a la hondureña”, sin modelos importados, y promete a los empresarios garantías para sus inversiones.

Un discurso que ha sido convincente y ha levantado entusiasmo hasta en tres candidatos que optaron por renunciar y sumarse a sus filas: Salvador Nasralla; Doris Gutiérrez, de la socialdemocracia, y Milton Benítez.

“El próximo mandatario tiene el reto de mejorar una gobernanza débil e infraestructura institucional deficiente. Además, con los hondureños cada vez más desilusionados con los partidos tradicionales y la creciente frustración pública por la corrupción y los vínculos con el crimen organizado, el panorama político de Honduras se ha (y seguirá) fragmentándose profundamente”, agregó la analista Vásquez.

Elecciones en Honduras

Militares custodian las maletas electorales para las elecciones de este domingo.

Foto:

Gustavo Amador, Efe

El Consejo Nacional Electoral reiteró que “habrá elecciones trasparentes”, librando las especulaciones sobre “fraude” que algunos opositores creen que se podría fraguar.

Según el analista Eugenio Sosa, eso solo pueden hacerlo los políticos en las mesas electorales, que están controladas por ellos. “Solamente ellos pueden garantizar que no haya fraude y solo ellos tienen la capacidad de hacerse un fraude, por lo menos las clases políticas más importantes”, subrayó a Efe Sosa, sociólogo y docente.

Entretanto, Hernández concluirá su mandato el 27 de enero de 2022, el segundo después de su reelección, que no le permitía la Constitución, pero que se la facilitó el Tribunal Supremo de su país con una interpretación legislativa que hizo en mayo de 2015.

El mandatario acumula doce años de ser la figura dominante de Honduras, cuatro (2010-2014) como titular del Parlamento y luego dos períodos consecutivos como presidente (2014-2018 y 2018-2022).

Cadena perpetua para el hermano de Juan O. Hernández

Su credibilidad la debilitó la sentencia a cadena perpetua que la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York impuso a su hermano Juan Antonio ‘Tony’ Hernández, en marzo de 2021, acusado de introducir al menos 185 toneladas de droga a Estados Unidos.

Los fiscales del distrito sur de Nueva York aseguraron en su proceso que el presidente Hernández fue un socio clave de su hermano ‘Tony’, aunque no ha sido inculpado hasta la fecha.

Un elemento de incertidumbre para Hernández y que se suma a las múltiples denuncias de corrupción que salpican su largo mandato y que lo podrían llevar a juicio en su país.

“El futuro inmediato de Hernández está sumido en la misma incertidumbre que tiene el país en el actual proceso electoral”, aseguró el analista político Manuel Torres Calderón.
Bajo esas circunstancias, lo único que parece no despertar dudas en Honduras es que la transición de mandato no será tranquila.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
* Con información de AFP y Efe



Source link