fbpx

Trump atiza la hoguera de las tensiones raciales en EE. UU.

Written by on June 12, 2020


Las tensiones raciales que existen en Estados Unidos son profundas. Eso se sabe desde hace mucho y ha quedado claro a lo largo de estas últimas semanas con las marchas que se han tomado el país tras el brutal asesinato de un hombre de color a manos de un policía blanco. Pero el presidente Donald Trump, antes que hacer esfuerzos por sanar esa herida, parece empeñado en poner más sal.

Esta semana y justo cuando el consenso nacional apuntaba a la necesidad de pasar la página en una larga historia de discriminación e injusticias contra los afroestadounidenses, Trump atizó la hoguera con pronunciamientos que, incluso, dejaron perplejos a muchos de sus simpatizantes.

(Lea también: Melania renegoció acuerdo prenupcial antes de llegar a la Casa Blanca)

La última controversia la desató el jueves al anunciar el reinicio de los mitines políticos de su campaña de reelección que se habían cancelado por el coronavirus. La fecha escogida para el relanzamiento público de la campaña es el próximo 19 de junio en Tulsa, Oklahoma.

Pero tanto la fecha como el lugar han desatado una gran controversia. El 19 de junio, también llamado ‘Juneteenth’, es la fecha en la que se viene conmemorando el fin de la esclavitud en EE. UU. Aunque la Proclamación de Emancipación que firmó el presidente Abraham Lincoln ordenando la libertad de los esclavos es del primero de enero de 1863, el día que se celebra es el 19 de junio de 1865, cuando un general de la Unión llegó a Texas para hacer valer la ley en el último estado que no quería acatarla.

(Le puede interesar: Exasesor de Trump lo acusa de gobernar solo por ‘cálculo’ electoral)

Tusla, a donde Trump piensa viajar la semana entrante, fue el escenario de la peor masacre contra afroestadounidenses en toda la historia. Fue en junio de 1921 y se estima que una turba de blancos asesinó a casi 300 y destruyó 35 manzanas de un distrito de la ciudad donde vivía y trabajaba la comunidad afro más próspera del país.

La secretaria de Prensa de Trump, Kayleigh McEnany, defendió la decisión y dijo que Trump lo que quería era honrar a la comunidad afroestadounidense. Pero su largo historial de comentarios racistas y la composición del grupo que se espera lo acompañe en el evento (en su mayoría blancos) dejó un mal sabor en la boca.

(Lea también: Respaldo a Trump cae 10 puntos respecto a mayo y se sitúa en el 39 %)

No es solo una cachetada en la cara para los afroestadounidenses sino un acto abierto de racismo orquestada por la presidencia.

“Esto no es solo un guiño para los supremacistas blancos. Les está ofreciendo toda una fiesta de bienvenida”, dijo la senadora afro Kamala Harris, que suena como fórmula a la vicepresidencia de Joe Biden.

Para el representante a la Cámara All Green, “que Trump y sus simpatizantes se presenten en Tusla con sus banderas rebeldes (confederadas) y justo el 19 de junio no es solo una cachetada en la cara para los afroestadounidenses sino un acto abierto de racismo orquestada por la presidencia”.

(Le puede interesar: Senador Republicano insinuó que afros no se lavan bien las manos)

Trump, por ejemplo, ha venido defendiendo el derechos de los estadounidenses a enarbolar la ‘bandera confederada’, insignia de los 11 estados del sur del país que desataron la Guerra Civil de 1861 cuando decidieron separarse de la Unión en rechazo al fin de la esclavitud.

A pesar de su historia, la bandera sigue ondeando en muchos de estos estados y todavía se usa como emblema en ciertos estamentos militares. Pero en días recientes, a raíz del asesinato de George Floyd, ha crecido el clamor para que sean eliminadas del todo.

Trump

El presidente Donald Trump se niega a retirar estatuas o a cambiar nombres de bases militares con nombres de esclavistas, pues dice que estos hacen parte de la historia del país.

Pero Trump se ha opuesto de manera vertical y ya anunció que no permitirá que se renombre las bases ni que eliminen las banderas.

Para el presidente, las banderas, las estatuas y los nombres de los generales son parte de la historia del país, así sea dolorosa.

Más aún, ha seguido pintando a los manifestantes como delincuentes y al parecer no hace muchos esfuerzos por mostrar empatía frente a los reclamos pese a que casi el 70 por ciento del país, de acuerdo con las últimas encuestas, dice que las marchas están justificadas dada la larga historia de brutalidad policial contra las personas de color.

(Lea también: Las estatuas de esclavistas derribadas durante protestas antirracistas)

De acuerdo con el Washington Post muchos de sus asesores están frustrados pues esperaban que Trump asumiera un rol más conciliatorio y, por el contrario, parece querer exacerbar los ánimos.

Algunos analistas creen que sus planteamientos, más que ideológicos, son políticos y que con ellos busca activar a la base de votantes que lo llevó a la Casa Blanca en 2016 y con la que quiere contar en los comicios de finales de año.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington



Source link


Current track

Title

Artist