fbpx

'Respuesta china es legítima ante acto injustificado de EE. UU.’

Written by on July 26, 2020



Para el embajador de China en Colombia, Lan Hu, la decisión de Estados Unidos de cerrar el consulado de ese país asiático en Houston (Texas) esta semana es una “provocación política” perpetrada de manera unilateral.

A continuación, Lan se refiere a la crisis entre los dos países y a la situación de Hong Kong.

 Le podría interesar: (La relación entre China y Estados Unidos navega aguas cada vez más turbias) 

¿Qué llevó a que Estados Unidos ordenara el cierre del consulado chino en Houston?

El 21 de julio, Estados Unidos exigió abruptamente que el Consulado General de China en Houston cesara todas las operaciones y eventos. Esta es una provocación política perpetrada unilateralmente por EE. UU. contra China, una violación grave del derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales, y de las disposiciones pertinentes del tratado consular chino-estadounidense para destruir deliberadamente las relaciones entre ambos, que no es aceptable.

Las acusaciones de EE. UU. de que el consulado general de China en Houston realizó actividades incompatibles con su carácter no son más que calumnias viciosas.

A medida que EE. UU. flagrantemente practica la estigmatización e instiga el odio contra China, nuestra embajada en ese país incluso ha recibido recientemente amenazas de bomba y muerte contra las misiones y el personal diplomático chino en EE. UU. Si comparamos los dos, es evidente cuál está involucrado en interferencia, infiltración y confrontación.

El gobierno chino respondió con el cierre del consulado estadounidense en Chengdou.

China ha instado varias veces a EE. UU. a que retiren de inmediato su decisión errónea. De lo contrario, China tomaría las reacciones legítimas y necesarias.

El 24 de julio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China informó a la embajada de EE. UU. sobre la decisión de retirar su consentimiento para el establecimiento y operación del Consulado General del país norteamericano en la ciudad de Chengdu.

Una parte del personal del Consulado General de los EE. UU. en Chengdu se involucró en actividades incompatibles con su carácter, interfiriendo en los asuntos internos de China y perjudicando los intereses de seguridad de China, sobre lo cual la parte china ha formulado reclamos varias veces, y la parte estadounidense debe ser muy consciente. La medida adoptada por China es una respuesta legítima y necesaria ante el acto injustificado de EE. UU.

La dificultad actual de las relaciones entre estos dos países no es la que China desearía ver y EE. UU. es autor y responsable por todo ello. A fin de interrumpir el desarrollo de China, se acude a medidas de vilezas e incluso sin escrúpulos. Esperamos que EE. UU. se retracte de su decisión y cree las condiciones para volver a encaminar la relación bilateral.

Una parte del personal del Consulado General de los EE. UU. en Chengdu se involucró en actividades incompatibles con su carácter, interfiriendo en los asuntos internos de China.

¿Por qué el Gobierno chino quiere limitar la autonomía de Hong Kong?

El Gobierno chino nunca ha querido restringir la autonomía de Hong Kong ni lo hará en el futuro.

La decisión de la APN (Asamblea Popular Nacional de China) sobre el establecimiento y mejora del sistema legal y sus mecanismos de aplicación para la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) está dirigida a una categoría estrecha de actos que ponen en peligro la seguridad nacional.

La decisión no afectará a la gran mayoría de los ciudadanos que observan las leyes, es decir, no se perjudicará el disfrute y ejercicio de los habitantes hongkoneses y tampoco sus derechos y libertad, todo en conformidad con la Constitución y la Ley Fundamental de la RAEHK.

La legislación sobre la seguridad nacional pertenece al poder legislativo del Gobierno central. La decisión de la APN constituye el cumplimiento de su competencia y responsabilidad de salvaguardar la seguridad nacional en conformidad con la constitución y la Ley Fundamental de RAEHK.

Esta decisión institucional defenderá efectivamente la seguridad nacional en la RAEHK, además que consolidará y extenderá la base legal, política y social de “un país, dos sistemas”, sin afectar el alto nivel de la autonomía de Hong Kong.

Le podría interesar: (¿Puede llegar a ser grave la ‘guerra fría’ entre EE. UU. y China?)  

Los disturbios en Hong Kong del 2019 se dieron por la ley de extradición, que en Hong Kong fue considerada una forma de restar autonomía. ¿Cuál era el sentido que China le quería dar a esa ley?

En 2018, un hombre hongkonés mató cruelmente a su novia embarazada en Taiwán y se escapó volviendo a Hong Kong. Como entre las dos regiones no hay un acuerdo de extradición, no fue posible enjuiciar en Hong Kong al hombre por asesinato ni extraditarlo a Taiwán para su juicio.

Al final, el tribunal de Hong Kong no tuvo otra opción sino sentenciarlo a 29 meses de encarcelamiento solo por el delito del lavado de dinero porque utilizó ilegalmente la tarjeta de crédito de la víctima después de matarla y, posteriormente, obtuvo una conmutación.

Para resolver este caso particular y eliminar las lagunas jurídicas de una vez, el Gobierno de RAEHK propuso enmendar los Reglamentos de Delincuentes Fugitivos y de Asistencia Judicial Recíproca en materia penal, con el objetivo de mejorar la cooperación judicial con otros países y regiones, resaltar la justicia social y perfeccionar el estado de derecho en Hong Kong.

El Gobierno de RAEHK lo hizo por necesidades reales y legales; el Gobierno central de China lo apoya, y eso no tiene impacto sobre la autonomía de RAEHK.

No obstante, las fuerzas separatistas y saboteadoras de Hong Kong, apoyadas por las fuerzas extranjeras contra China, causaron problemas y generaron incidentes violentos con intención.

Todo esto damnificó el Estado de derecho y orden social de la región, amenazó la seguridad de vida y de bienes de los hongkoneses, dañó la prosperidad y estabilidad de Hong Kong y tocó la línea roja de “un país, dos sistemas”.

No obstante, las fuerzas separatistas y saboteadoras de Hong Kong, apoyadas por las fuerzas extranjeras contra China, causaron problemas y generaron incidentes violentos con intención.

La Ley de seguridad Nacional para Hong Kong es considerada el fin del sistema de “un país, dos sistemas”. ¿Es intención de China acabar con ese pacto?

Salvaguardar la seguridad nacional es el núcleo de la política de “un país, dos sistemas”, que es un concepto integral.

“Un país” es el requisito para…



Source link


Current track

Title

Artist