Qué pasará con la oposición venezolana tras decidir no competir en las legislativas – Venezuela – Internacional

Written by on August 4, 2020



La decisión no sorprendió a nadie. Por separado, los distintos actores de la oposición mayoritaria venezolana ya habían manifestado que no participarían en los comicios parlamentarios del 6 de diciembre. Lo de este domingo fue, así, la oficialización de algo conocido.

(En contexto: Oposición venezolana no competirá en las elecciones legislativas)

Para algunos, sin embargo, fue un anuncio precipitado. “El llamado a no participar debería ser la culminación de meses de lucha por mejores condiciones y no, como aparece ahora, como una conclusión adelantada”, dijo a EL TIEMPO el profesor Luis Lander, experto en materia electoral. Para otros, en cambio, fue tardío. Pero, en general, parecía inevitable.

“Independientemente de que a uno le hubiera gustado que se hubiera participado y que se hubiera dado la pelea, en esta ocasión no había ni tan siquiera cómo darla”, reconoció a este diario el director del Centro de Estudios Políticos y Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (Cepyg-UCAB), Benigno Alarcón.

Se refiere a las recientes acciones impulsadas por el régimen, a través del poder judicial, para diseñar un proceso electoral a su medida.

Lo que está ocurriendo en Venezuela es muy grave desde el punto de vista electoral, en cuanto no solamente a los estándares internacionales, y lo que significa una elección auténtica, limpia y libre, (sino) inclusive con el mismo mandato constitucional y legal, o sea, con las mismas normas locales”, insistió a EL TIEMPO el profesor Jesús Castellanos, también experto venezolano en materia electoral.

El cuestionamiento, así, no recae tanto en lo expresado en el comunicado de la oposición –aunque algunos, como Lander, condenan una insinuación de que los partidos que concurran no son “democráticos”– sino en lo que omite.

“No hay todavía claridad en cuál va a ser la propuesta alternativa”, dijo a este diario el analista y director de la consultora Delphos, Félix Seijas.

(Le puede interesar: Este es el testaferro chavista que debe pagar por secuestros de Farc)

Ciertamente, en el texto de la oposición se asoma tímidamente algo: “Decidimos no colaborar con la estrategia de la dictadura y convocar a todas las fuerzas sociales y políticas del país a la construcción de un nuevo pacto unitario y nueva ofensiva democrática en la que, junto al pueblo venezolano y la comunidad internacional, nos movilicemos para lograr la salvación de Venezuela”.

Pero ni allí, ni en la rueda de prensa posterior que ofrecieron sus dirigentes para ratificar esta posición, se especificó en qué consistía la propuesta.

Asamblea Nacional de Venezuela

Asamblea Nacional de Venezuela.

“Tenemos estrategia, tenemos acción, tenemos una ruta que seguir. En su momento, el presidente Guaidó lo anunciará, la Unidad lo acompañará”, se limitó a responder la diputada Nora Bacho, ante la interrogante formulada por la representante de este diario.

No se trata, en cualquier caso, de una cuestión banal. “De esa propuesta alternativa va a depender mucho el nivel de participación que va a ocurrir el 6 de diciembre, porque hay una parte opositora que está dispuesta a votar, si no existe más nada que hacer”, aseguró Seijas, quien la semana pasada presentó, conjuntamente con el Cepyg-UCAB, los resultados más recientes de su encuesta en cuanto a disposición a votar.

(Lea aquí: La extraña reaparición de Diosdado Cabello en Venezuela)

Si el bando opositor encabezado por Juan Guaidó concurría, un 60,3 por ciento de los votantes en el país (excluye a un 10 por ciento del total del Registro Electoral que se estima está fuera) participaba. Si, por el contrario –y como se definió el domingo–, el bando opositor no participaba, esa disposición caía a 46,6 por ciento.

De ellos, –estima Seijas– entre 25 y 30 por ciento serían votos para el chavismo, y el otro porcentaje para la opción alternativa.

Lo que parece inevitable, para los expertos consultados, es que el régimen recupere formalmente el control que había perdido en 2015 sobre el Parlamento, quizás, incluso, con mayoría calificada, y con una oposición a su medida. Esto, por supuesto, sin el reconocimiento de buena parte de la comunidad internacional.

Lo que podría evitarse, sin embargo, es que la oposición encabezada por Guaidó y su capital político queden en una suerte de limbo.

“Si tú te quedas sin la Asamblea Nacional (AN) y por otro lado no tienes un plan, entonces sí se genera un vacío total”, acotó Alarcón, al tiempo que aseguró que los primeros que intentarán llenar ese vacío serán aquellos que sí compitan en la elección, que serán partidos minoritarios, algunos interesados, como el régimen, en desplazar a la oposición mayoritaria.

La tarea, en cualquier caso, es compleja. “Tienen que ser alternativas que transmitan unidad, que conecten con las necesidades de la gente. (…) Hay que ser muy creativos al respecto porque estamos en un ambiente de pandemia en el que no es posible manejar manifestaciones o presencia en la calle”, dijo Seijas.

(En otras noticias: La ‘vertiginosa’ expansión del Eln en territorio venezolano)

Lo importante, para los expertos consultados, es que se presente una propuesta y que se materialice.

Mientras tanto, persistirá la incertidumbre sobre aspectos neurálgicos como la reunificación de la oposición a Nicolás Maduro –a juicio de algunos, como Castellanos, plantear un pacto no conducirá a ello– o, más importante, la continuidad de la presidencia interina de Juan Guaidó, que según la interpretación del 233 constitucional depende de su cargo como presidente del Parlamento.

ANDREÍNA ITRIAGO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS



Source link


Current track

Title

Artist