fbpx

Qué es la transpolítica, la propuesta que quiere anticiparse al mañana – Internacional

Written by on October 27, 2021



La transpolítica tampoco es un partido político en sí mismo, pero busca evitar el mal uso y fracaso de la democracia, que se tambalea hacia el populismo y la pérdida de los derechos sociales en muchas partes del mundo, le dice a EL TIEMPO el escocés David Wood, uno de los fundadores, matemático y doctor en Filosofía de la Ciencia por la Universidad de Cambridge.

La transpolítica trata de inspirar e incentivar a los partidos existentes para que se reinventen y adopten sus ideas sobre tecnología, sociedad y política, añade.

En caso de que eso no suceda, afirma que la transpolítica comenzaría a trabajar con nuevos partidos, como el Transhumanista del Reino Unido, registrado legalmente como una organización activista, tecnoprogresista, comprometida con la tecnología de dirección para un progreso social profundo y que, actualmente, explora la posibilidad de presentar candidatos en las elecciones municipales en las principales ciudades del Reino Unido en 2024.

Lo anterior porque se anticipan como profundas y significativas las consecuencias que tendrán en nuestras vidas los avances científicos y tecnológicos en este siglo y que sus efectos podrán ser positivos o negativos, dependiendo de la forma como anticipemos los desafíos y respondamos a ellos, advierten los transhumanistas del Reino Unido.

La transpolítica no es de derecha, centro o izquierda. Hay partidarios de las tres vertientes en sus filas pues lo que se busca es “visualizar las cualidades y características positivas de las posibles estructuras sociales futuras, incluido un nuevo contrato social y mejores formas de aprovechar la inteligencia distribuida de todos los ciudadanos”, asegura Wood, quien también es doctor honoris causa en Ciencias por la centenaria Universidad de Westminster del Reino Unido.

Busca visualizar las cualidades y características positivas de las posibles estructuras sociales futuras

Aclara que todos los interesados que se sientan atraídos por las propuestas de su grupo pueden participar en los debates, así no sean transhumanistas.

La transpolítica no tiene registro oficial, existe informalmente en las redes sociales y cuenta con lemas. El principal es ‘anticiparse a la política del mañana’, revela Wood, quien es, además, miembro de la Real Sociedad de las Artes (Royal Society of Arts, FRSA), fundada por el maestro de dibujo, reformador social e inventor inglés William Shipley hace 267 años, y de la junta directiva del Instituto de Ética y Tecnologías emergentes (IEET, por su sigla en inglés).

“A veces usamos el símbolo ‘P +’, que significa política mejorada (P), similar al símbolo H +, que significa humanos mejorados (H) y es ampliamente utilizado por el transhumanismo” explica.

(Lea también: Colombia está entre los 11 países más amenazados por el clima, dice EE. UU.)

La creación

Para crear la transpolítica, Woods y sus colegas se inspiraron en el periodista, escritor, transhumanista y político futurista norteamericano Zoltan Istvan, quien ideó el Partido Transhumanista de Estados Unidos y se postuló como candidato a la presidencia de su país, en 2016.

“Esa fue la entrada de los transhumanistas en la arena política. Poco después, en el Reino Unido, con varios colegas creamos dos organizaciones: Transpolítica, como un grupo de expertos políticos sin partido, y Transhumanist UK, un partido político registrado”, dice Wood.

La transpolítica se creó porque sus fundadores percibieron que los movimientos políticos existentes tienden a tener una comprensión muy pobre de las profundas transformaciones que se producirán a medida que se acelere la cuarta revolución industrial, o sea la tecnológica, que es la cuarta etapa industrial más importante desde la primera revolución, que se produjo en el siglo XVII.

Los movimientos políticos existentes tienden a tener una comprensión muy pobre de las profundas transformaciones

Los partidos políticos actuales “se centran en los problemas del presente y de un futuro fácilmente imaginable, pero no comprenden adecuadamente las sorprendentes perturbaciones que experimentará la sociedad en el futuro cercano como resultado de los rápidos avances de la inteligencia artificial, la biotecnología, la neurotecnología y la nanotecnología”, resalta Wood.

Explica que lo que diferencia la transpolítica de la actividad de los partidos tradicionales es que la primera “se centra en otra dimensión más: tecnoprogresista versus la bioconservadora. A los últimos no les gusta usar la tecnología para abordar la naturaleza humana, como modificaciones genéticas, nanobots, estimulación cerebral a través de fármacos nootrópicos o estimulantes de la memoria, o la inteligencia artificial que trabaja en estrecha colaboración con las mentes humanas”.

Los nanobots son dispositivos que se pueden introducir en la sangre para que cumplan diversas funciones en el cuerpo humano como combatir enfermedades o para reparar órganos, por ejemplo.

Wood resalta también que “cuando las personas envejecen, se debilitan y mueren, sufren demencia o incontinencia, los bioconservadores dicen que eso es parte de la naturaleza y que le da sentido a la vida. Pero, en cambio, los tecnoprogresistas abrazan el uso inteligente de las tecnologías y esperan la abolición del envejecimiento. Odiamos cuando la gente envejece, se debilita y muere”.

Agrega, además, que “los bioconservadores tienden a mirar hacia atrás en el tiempo hacia supuestas edades doradas en el pasado, mientras que los tecnoprogresistas, como la transpolítica, ven hacia un futuro mucho mejor y no muy lejano”.

(Además: EE. UU. recomienda ‘reconsiderar viajar a Colombia debido a covid-19’)

La transpolítica no cuenta con miembros formales, sino con actividades representadas en seis libros sobre lo que es su pensamiento y la sabiduría recogida en debates y reuniones virtuales o presenciales, realizadas por los fundadores y militantes.

Woods menciona que dos de esos libros, Anticipar la política del mañana y Visualizar la política 2.0 (Anticipating Tomorrow’s Politics y Envisioning Politics 2.0), contienen reflexiones de varios autores.

También señala que figuran en cuatro de sus libros: Trascender la política, Superabundancia sostenible, RAFT 2035, y, el más reciente y completo, Previsión vital: el caso del transhumanismo activo (Vital Foresight: The Case for Active Transhumanism).

Los objetivos

Los principales objetivos de la transpolítica son “identificar y gestionar los riesgos de las características negativas de las estructuras sociales futuras, incluida la dificultad de muchas personas para encontrar un empleo remunerado significativo, debido a los avances en la automatización”, precisa Wood, autor de varios libros, asesor, conferencista y cuyo nombre figura en la lista de las 100 personas más influyentes en tecnología.

En concreto, lo que busca la transpolítica es aplicar las ideas y filosofía del transhumanismo en la dimensión política. Es decir, ser una guía que nos conduzca a todos por el camino de las grandes transformaciones que se avecinan y que deben culminar en el poshumanismo.

Lo que busca la transpolítica es aplicar las ideas y filosofía del transhumanismo en la dimensión política

“Mientras que el transhumanismo prevé, por lo general, que los humanos trasciendan sus limitaciones tradicionales en el nivel individual –con los ‘tres súperes’ de ‘superlongevidad’, ‘superinteligencia’ y ‘superfelicidad’–, la transpolítica prevé que los humanos también trasciendan sus limitaciones tradicionales en el nivel social con ‘superdemocracia’. Así, la transpolítica agrega ‘un cuarto súper’ ”, resalta Wood.

También manifiesta que la transpolítica comparte algunos puntos con el humanismo, como el respeto por la razón y la ciencia, su compromiso con el progreso y la valoración de la existencia humana o transhumana.

Actualmente, la iniciativa cuenta con una hoja de ruta que se llama RAFT2035, que traza los pasos por seguir y que significa, por las siglas en inglés, un camino hacia la abundancia, el florecimiento y la trascendencia para el 2035, según Wood.

¿Por qué se podría decir que la transpolítica es la política del futuro?, le preguntamos.

Responde: “Porque anticipa las enormes transformaciones de la naturaleza humana que permitirá la cuarta revolución industrial. Esto incluye superar las barreras y bloqueos que todos los humanos hemos heredado de nuestra evolución biológica, herencia cultural y sistemas filosóficos obsoletos”.

GLORIA HELENA REY
PARA EL TIEMPO



Source link


Current track

Title

Artist