fbpx
Current track

Title

Artist


Merkel se despide de Washington en un adiós con temas pendientes

Written by on July 16, 2021


Angela Merkel visitó el jueves la Casa Blanca en la recta final de su larga carrera como canciller alemana que la tuvo como pilar de las relaciones transatlánticas, aunque dejará algunos temas pendientes como las relaciones con Rusia.

Merkel, que ha tratado con cuatro presidentes estadounidenses y dejará su cargo a finales de este año, se reunió en el Despacho Oval con su homólogo estadounidense, Joe Biden. La canciller destacó la “amistad” con Estados Unidos y su contribución “a una Alemania libre y democrática”.

(Lea aquí: Documentos sugieren que Putin interfirió para llevar a Trump al poder)

Biden calificó a Merkel como una “gran amiga, una amiga personal y amiga de Estados Unidos”. La jornada comenzó con un desayuno en la residencia de la vicepresidenta, Kamala Harris.

Al saludar a Merkel en la residencia vicepresidencial, Harris calificó la carrera de su invitada de “extraordinaria”. Durante su encuentro, las dos tuvieron “una discusión franca y amplia sobre las amenazas y desafíos geopolíticos actuales y futuros. Concordaron en la urgente necesidad de invertir en instituciones democráticas ancladas en el Estado de derecho”, señaló la oficina de Harris.

La Casa Blanca insistió en que se trata de “una visita de trabajo” y no en una despedida para la canciller, considerada como la líder más firme de Europa tras acumular casi 16 años al frente de la mayor economía del viejo continente.

Merkel y Biden tenían planeado hablar sobre el cambio climático, la distribución de las vacunas contra el covid-19 y el futuro de Afganistán, en momentos en que las tropas estadounidenses, alemanas y de otros países abandonan el país, informó un funcionario oficial en condición de anonimato.

Las amenazas yihadistas en la región africana del Sahel también están en la agenda, dijo el funcionario de la administración. Como reflejo del papel fundamental de Alemania en la Otán y en la seguridad transatlántica, los dos líderes tienen previsto debatir sobre los “ciberataques y agresiones territoriales” procedentes de Rusia, el conflicto de Ucrania con Moscú y la “lucha contra la creciente influencia de China”.

(Le puede interesar: EE. UU. revisa su política hacia Cuba para ‘incentivar’ un cambio)

Angela Merkel y Kamala Harris

La vicepresidenta Kamala Harris (izq.) da la bienvenida a la canciller alemana Angela Merkel para un desayuno de trabajo.

Foto:

EFE/EPA/Samuel Corum

Cuestiones sin resolver

Sin embargo, a Merkel se le acaba el tiempo para resolver algunos de los temas que enfrentan a Europa y Estados Unidos. Entre ellos figura el controvertido gasoducto Nord Stream 2, por el que se va a canalizar gas natural ruso hacia Alemania.

El ducto no sólo evita Ucrania, lo que hace temer que Rusia esté debilitando deliberadamente la economía de su vecino, sino que subraya la dependencia energética europea de un Moscú cada vez más hostil.

A pesar de las fuertes críticas a Nord Stream 2, Biden renunció en mayo a las principales sanciones de Estados Unidos contra el proyecto tras concluir que era demasiado tarde para detener su avance y que era mejor buscar la cooperación con Alemania.

Biden planteará sus “preocupaciones” el jueves, dijo el funcionario, pero es evidente que no espera mucha reacción por parte de Merkel.

(En otras noticias: Se conocen las primeras fotos de la viuda de Moïse en el hospital)

El presidente estadounidense invitó a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, a la Casa Blanca para finales de este verano boreal.

Nord Stream 2 es una de las razones por las que Zelenski está nervioso respecto a cuánto apoyo europeo puede esperar frente a Rusia. Por otro lado, la huella del expresidente estadounidense Donald Trump está bien marcada en Berlín.

Los futuros líderes de Alemania no están seguros de que el sustituto de Biden en la Casa Blanca no vuelva a la desorganización que caracterizó a la administración del republicano.

“La furiosa hostilidad de Trump obligó a Alemania a examinar los aspectos poco saludables de su dependencia de Estados Unidos”, escribió Constanze Stelzenmuller, del centro de análisis Brookings Institution, en el Financial Times.AFP

Más noticias



Source link