fbpx
Current track

Title

Artist


Los hilos que mueven el estallido social que sacude a Cuba

Written by on July 18, 2021


“ Los frijoles son más importantes que los cañones”, sentenció Raúl Castro durante el “periodo especial” allá por los años 90. Ese pragmatismo ha intentado implementarlo con medidas de apertura a lo largo de los últimos años. 

Podría ser de su interés: (Los cubanos vuelven a las balsas para huir del hambre)

El resultado no ha sido el esperado ante la presión inmisericorde del bloqueo unilateral estadounidense, el bloqueo interno ejercido por sectores inmovilistas y la mala administración.

Otro componente es la desidia individual –“hago como que trabajo y el Estado hace como que me paga”– dicen muchos trabajadores de empresas estatales cuyos salarios no alcanzan para proveerse de bienes de primera necesidad en una economía dolarizada, y desde junio “eurorizada”, donde las subidas de los sueldos son menores que las subidas de los precios y producen inflación elevada. Para muchos, cuesta ver la luz al a final del túnel.

Lo demostraron las multitudinarias y masivas protestas en diferentes ciudades del país el domingo pasado. Estallaron por sorpresa en medio de una dura crisis económica y sanitaria, escasez de alimentos, medicamentos y cortes de energía en unas cuarenta ciudades de la isla. Muchas derivaron en saqueos y enfrentamientos a palos, piedras y algún coctel molotov con la policía.

Manifestaciòn a favor del régimen cubano

Cientos de cubanos asistieron a la convocatoria para defender el régimen de Cuba tras las recientes movilizaciones en su contra. Este sábado reapareció el líder Raúl Castro en la marcha de La Habana.

Foto:

Eliana Aponte / EL TIEMPO

Hace meses que la Aduana cubana permite la entrada de todos esos productos pagando el arancel, pero no deja de ser un parche porque no todos tenemos familiares que puedan viajar”.

El saldo fue un muerto, decenas de heridos y detenidos. Ante la violencia se multiplicaron los llamados por el respeto a la protesta pacífica.

Las condenas internacionales no han cesado en contra del régimen cubano por la represión y la anulación del servicio de internet, clave para las marchas.

Antes de que la olla a presión estalle de nuevo, el Gobierno dio sus primeras concesiones a los manifestantes y levantó los límites y aranceles para introducir en la isla comida, productos de aseo y medicamentos, una medida que estará vigente, inicialmente, hasta final de año.

“En realidad hace meses que la Aduana cubana permite la entrada de todos esos productos pagando el arancel, pero no deja de ser un parche porque no todos tenemos familiares que puedan viajar para traer toda la mercancía que necesita el país. Al final se revenderá en el mercado negro a precio de oro. Además, dependeremos del número de maletas que permitan las aerolíneas”, comenta a este diario la cuentapropista Marisa García.

También propuso modificar el sistema salarial de las empresas estatales de manera que se aplique el porcentaje en función de la productividad.

Fue claro que el gobierno de Miguel Díaz-Canel recibió un gran un susto. El presidente reconocía esta semana que en las manifestaciones, que  “responden a un plan de guerra no convencional y manual de golpe suave orquestado desde Estados Unidos”, participaron “anexionistas que actúan al servicio del imperio” y los llamó “delincuentes”, pero también protestaron “insatisfechos” y “jóvenes”.

La primera orden de Díaz-Canel en medio de los disturbios fue que los revolucionarios salieran a defender las calles. Cinco días después policías de diversos cuerpos tienen copadas las ciudades, y por ejemplo este sábado se convocó una marcha que contó con la participación de Raúl Castro. Esto a pesar de la  tímida autocrítica del día 14 formulada por el sucesor del patriarca. 

Aseguró por radio y televisión nacional que había “que sacar experiencias y hacer análisis” para evitar que se repitieran los choques e hizo un “llamado a la paz”, “a la unidad de los cubanos”, “al respeto de los cubanos, despojándonos de cualquier sentimiento de odio, de cualquier vulgaridad, de cualquier comportamiento indecente, pero exigiendo las normas de disciplina, las normas que garantizan en nuestra sociedad esa tranquilidad social”.

Protestas en Cuba

Policías arrestaron a un hombre en medio de las protestas del domingo 11 de julio, en una calle en La Habana (Cuba).

Foto:

Ernesto Mastrascusa. Efe

Ese llamado a la concordia no satisface a la oposición que está envalentonada porque consiguieron movilizar un gentío como difícilmente hubieran imaginado hace apenas unas semanas.

Hacen parte de muchos exiliados que, desde el exterior –mayoritariamente Miami–, continúan metiendo ruido en el sistema y aplauden que el presidente Joe Biden haya dicho que “Cuba es, lamentablemente, un estado fallido … y está reprimiendo a sus ciudadanos”.

Consideraría ayudas, “pero requeriría diferentes circunstancias o una garantía de que el gobierno no las aprovechará”. “Por ejemplo, la posibilidad de enviar remesas a Cuba. No haría eso ahora porque es muy probable que el régimen confisque esas remesas o grandes porciones”, agregó el jefe de la Casa Blanca.

Para el diario ‘Granma’, “Si el Sr. Biden quiere ayudar a los cubanos, como dice en su discurso, cumpla su promesa electoral y acabe de revisar las medidas irracionales y criminales que Donald Trump implantó contra Cuba”.

Podría interesarle: (Biden dice que evalúa cómo restaurar acceso a internet en Cuba)

Tras conocer esa información, Julia Fernández, ama de casa, asegura que el primer beneficiado de las remesas es el pueblo. “Que indirectamente ayude al gobierno pues sí, porque gastamos ese dinero en comprar en las tiendas o en pagar impuestos, pero gracias a esas ayudas podemos sobrevivir algunas familias, pero ¿y los otros que no tienen a nadie?”.

Si la presión internacional se mantiene, el margen de maniobra del gobierno se complicaría, pero históricamente la dirigencia cubana no acepta presiones y apostaría por la resistencia numantina antes que ceder por obligación.

Para el exdiplomático Carlos Alzugaray, la salida a esta situación dependerá de que “todos, repito todos, los actores del drama cubano actual deben actuar con responsabilidad, amor por el prójimo y empatía. El enfrentamiento, la confrontación no llevan a nada positivo”.

El también profesor universitario comenta que las razones de las manifestaciones del domingo pasado son “multicausales”. Asegura que el embargo estadounidense y la labor de “influencers irresponsables” “no son parte de un plan, pero se complementan”.

Otra causa se debe a…



Source link