fbpx

Las tres claves del triunfo del gobernador Newsom en California

Written by on September 15, 2021


El gobernador de California, Gavin Newsom, sobrevivió este martes con relativa facilidad un polémico referendo revocatorio o recall convocado por los republicanos desde el año pasado.

Escrutado casi el 70 por ciento de los votos, el ‘No’ a su destitución obtenía un 64 por ciento, mientras que el ‘Si’, solo un 35 por ciento.

Resultados muy similares a los que obtuvo cuando ganó la gobernación en el 2018 con un 62 por ciento de los sufragios, y a la diferencia que le sacó Joe Biden a Donald Trump en los comicios del 2020.

Lea más: Fracasa revocatoria contra Gavin Newsom, gobernador de California

Aunque el resultado no sorprende, dado el talante liberal de es este estado, por un breve momento durante el verano se llegó a pensar que los republicanos tenían chance de destituirlo.

Tres hechos explican por qué no lo lograron.

California sigue siendo muy liberal

En California dos de cada tres de sus residentes se considera demócrata. Es, además, uno de los estados más liberales del país y desde al menos dos décadas punta de lanza a nivel nacional por su agenda contra el cambio climático, en defensa de la igualdad de género y proinmigrante.

Reemplazar a Newsom por un republicano implicaba un cambio radical en esa trayectoria.

Si bien Newsom no es popular y muchos le critican su manejo de la crisis de los sin techo –es el estado con la población más alta de personas que viven en la calle- y el creciente costo de vida, entre otras cosas, el remedio resultaba más amargo que la enfermedad.

Los republicanos, además, no cerraron filas en torno a un candidato de corte moderado como lo fue el actor Arnold Schwarzenegger en el 2003 cuando le quitó al puesto al gobernador demócrata Gray Davis en otro referendo revocatorio.

Celebridades que se han involucrado en política

El actor Arnold Schwarzenegger fue gobernador del estado de California en dos mandatos: desde 2003 hasta 2011.

Foto:

Francois Lenoir / Reuters

En su lugar presentaron a 24 aspirantes, que estaban encabezados por Larry Elder, un presentador de radio con tendencias muy conservadoras. Dado el sistema electoral del referendo, Elder, con poco más de 1 millón de votos -entre 15 millones que participaron- se habría quedado con la gobernación de haber ganado el ‘Si’.

“No soy muy amigo de Newsom pero lo que si no quiero es a un gobernador de ideas extremas y que llega al poder con el 10 por ciento del voto popular”, decía este martes Jacob Rush, un residente del estado que salió a votar por Newsom pero para frenar a Elder.

La perspectiva de una California caminado en la dirección de Texas o Florida, donde los gobernadores republicanos restringen el derecho al aborto y están en contra del uso de máscaras y vacunas para frenar la pandemia, asustó a muchos y terminó motivando a los demócratas en la recta final de la campaña.

El anti trumpismo sigue vivo

Los comicios demostraron que al menos en California la oposición al expresidente Donald Trump sigue siendo muy fuerte. De hecho, la campaña cambió de trayectoria en que Elder comenzó a ser pintado como su “clon”.

Los estrategas demócratas hicieron un gran trabajo en exponer el enorme récord de comentarios públicos del comentarista y equipararlos con las posiciones del expresidente.

En una ocasión, por ejemplo, Elder dijo que los demócratas tenían ventaja sobre los republicanos por que eran respaldados por mujeres, “que saben menos de política, economía y actualidad que los hombres”.

Como Trump, el comentarista comenzó a hablar de fraude aún cuando los votos ni eran contados. Una táctica que ahora están usando los republicanos para enlodar los triunfos de sus rivales. Algo que tampoco gustó en California, donde se tiene mucha confianza en el sistema electoral.

Y no ayudó, por supuesto, el respaldo directo que le ofreció el polémico expresidente. Si bien California, por su naturaleza muy liberal, no es reflejo de lo que pasa en el resto del país, los demócratas entendieron que si hay algo que motiva a sus votantes es la posibilidad de que Trump y sus políticas regresen al poder.

El coronavirus sigue reinando

El eje de la campaña de los republicanos fue que Newsom, con sus políticas restrictivas para frenar el avance del covid-19, era responsable por el mal momento económico que vive el estado. Cuestionaron, a su vez, su decisión de reimponer el cierre de establecimientos comerciales y otras medidas de distanciamiento social al igual que el uso obligatorio de máscaras.

A la salida de las urnas, cuando se le preguntó a los votantes por su principal preocupación, uno de cada tres dijo que la pandemia. Casi el 70 por ciento, además, se mostró favorable al uso de tapabocas y la vacunación como estrategias para frenar la pandemia.

En otras palabras, en California ese discurso pro libertades individuales versus ciencia y la apertura económica sin consideraciones a la salud pública no vendió. Especialmente tras la irrupción de la variante delta a largo del verano, que volvió a demostrar que la lucha contra el covid-19 no ha terminado y que serán necesarios ajustes en el camino.

“La propagación exponencial de delta fue un momento de inflexión en la campaña porque dejó claro lo que estaba en juego en esta elección cuando un partido se convierte en la negación de la ciencia, el partido de los anti vacunas y anti salud pública”, decía este martes Sean Clegg, el asesor principal de Newsom.

Un punto que el gobernador destacó en sus primeras palabras tras sobrevivir el referendo.

“California no solo expresó su no -por mi remoción-. También le dijo sí a la ciencia,  a las vacunas y  a terminar con esta pandemia”, sostuvo Newsom.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En twitter @sergom68

Siga Leyendo

-General de EE.UU. alertó a China sobre la salud mental de Trump, dice libro
-Análisis: por qué Maduro ‘graduó’ a Álex Saab como negociador
-Enfermo del corazón muere tras ser rechazado en 43 UCI que estaban llenas



Source link


Current track

Title

Artist