fbpx
Current track

Title

Artist


Haití: Asesinato de presidente Moise desestabilizará más al país – Latinoamérica – Internacional

Written by on July 8, 2021


La Policía de Haití dijo en la noche de este miércoles que cuatro “mercenarios” murieron y dos fueron arrestados tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse, un magnicidio que desestabilizó la ya frágil situación política de ese país.

(Le puede interesar: Jovenel Moise y otros presidentes que han sido asesinados) 

En la operación también fueron liberados tres agentes de la Policía que habían sido secuestrados por los supuestos autores del hecho, según detalló el director general de la Policía, Léon Charles, en una comparecencia al lado del primer ministro interino, Claude Joseph, y otras autoridades.

Charles agregó que sus fuerzas realizaban un operativo en Puerto Príncipe y que la Policía persiguió a los asesinos inmediatamente después del ataque a tiros contra Moïse y su esposa, quien resultó herida, en su residencia en la capital, en la madrugada de este miércoles.

Los presuntos asesinos fueron interceptados por la Policía tras un intenso tiroteo en el sector de Pelerin, “poco antes de las 6 de la tarde”, según adelantó el secretario de Estado de Comunicación, Frantz Exantus, a través de Twitter.

(Lea también: Policía de Haití captura a los presuntos asesinos del presidente) 

Claude Jospeph.

El primer ministro interino de Haití, Claude Joseph.

Foto:

Orlando Barría. Efe

En la comparecencia, el ministro de Cultura y Comunicación, Pradel Henríquez, reiteró que los atacantes son extranjeros que hablan español e inglés, pero no aportó detalles sobre su nacionalidad o identidad.

Joseph, quien más temprano declaró el estado de sitio por 15 días y dijo estar ahora a cargo de Haití, subrayó que la situación de seguridad del país está “bajo control”.

Asimismo, informó que se realizó el informe forense acerca de la muerte del mandatario y que posteriormente su cadáver fue trasladado a una morgue en la capital.

Con relación al estado de salud de la primera dama, Martine Moïse, dijo que ella estaba “fuera de peligro”, después de haber sido trasladada al hospital Jackson Memorial de Miami, (EE. UU.).

Joseph también informó que mantuvo una conversación telefónica con el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, con el que conversó sobre la situación política del país.

En concreto, hablaron de la organización de las presidenciales y legislativas, previstas para el 26 de septiembre, y sobre la oposición. “Afortunadamente, muchos sectores en la oposición condenaron el asesinato”, dijo Joseph, quien había pedido expresamente a los opositores rechazar el magnicidio.

Afortunadamente, muchos sectores en la oposición condenaron el asesinato

Tras el asesinato de Moïse, el primer ministro llamó a la calma mientras aseguraba que la policía y el ejército se encargaban de garantizar la seguridad de la población.

Mientras tanto crecían la indignación y la conmoción en la comunidad internacional. Entre los que manifestaron su férrea condena al asesinato de Moïse estuvieron el Reino Unido, Francia, España y numerosos países de América Latina.

El Consejo de Seguridad de la Organización de la ONU dijo estar “profundamente consternado” y realizará hoy una reunión de emergencia para abordar la situación.
Por su parte, la OEA declaró su apoyo a la democracia en Haití al condenar enérgicamente el asesinato, tras una sesión virtual extraordinaria de su Consejo Permanente.

El asesinato de Moïse amenaza con desestabilizar aún más el país, ya enfrentado a una doble crisis: política y de seguridad. Moïse gobernaba por decreto Haití, el país más pobre del continente americano, después de que se postergaron las legislativas previstas para 2018.

Además, en los últimos meses aumentaron los secuestros extorsivos, reflejo de la creciente influencia de las bandas armadas en ese país, que también convive con una pobreza crónica y recurrentes desastres naturales.

(Le puede interesar: Las claves para entender la crisis de seguridad y política en Haití) 

Moïse enfrentaba una fuerte oposición por parte de sectores de la sociedad que consideraban su mandato ilegítimo. En los últimos cuatro años, el país tuvo siete primeros ministros. Y estaba previsto que Joseph fuera sustituido esta semana tras tres meses en el cargo.

Conforme la crisis se iba agravando, Moïse se granjeó enemigos entre las familias adineradas que controlan negocios claves en el país, como la energía, la telefonía o la banca, a los que responsabilizó de la corrupción sistémica y de la inestabilidad crónica que vive el país. El mandatario también se ganó enemigos entre las poderosas bandas armadas que controlan numerosos barrios pobres en la capital.

El embajador de Haití en Washington, Bocchit Edmond, había dicho que los autores del magnicidio eran mercenarios “profesionales” que se hicieron pasar por agentes de EE. UU. “Fue un ataque bien planificado y eran profesionales”, dijo.

Moïse, un exempresario que levantó varios negocios en el norte del país, irrumpió en la escena política en 2015 con un mensaje de reconstrucción. Hizo campaña con promesas populistas, pero mantuvo la retórica incluso después de ser elegido en febrero de 2017.

La extensión de su mandato se convirtió en fuente de enfrentamiento político. Moïse mantenía que su gobierno duraba hasta el 7 de febrero de 2022, pero otros afirmaban que terminaba el 7 de febrero de 2021.

El desacuerdo surgió porque Moïse fue elegido en una votación anulada por fraude y un año después volvió a ganar las elecciones. Sin Parlamento, la crisis del país se agudizó en 2020 y llevó a Moïse a gobernar por decreto, lo que avivó la desconfianza hacia su persona.

El lunes, Moïse había anunciado el nombramiento de un nuevo primer ministro, Ariel Henry, de 71 años, quien participó en la respuesta al coronavirus en Haití. Pero a pesar de ser próximo a la oposición, el nombre de Henry no fue bien recibido entre sus filas, que continuaron exigiendo la dimisión del presidente.

AFP y Efe

Lea también:

– Reacciones internacionales tras el asesinato del presidente de Haití
– Duque condena ‘el vil asesinato del presidente de Haití’



Source link