fbpx

El chavismo deja ver sus fracturas en las primarias del PSUV

Written by on August 9, 2021


Desde muy temprano, a las 5 de la mañana, comenzaron a sonar los celulares. Mensajes de texto con el lema ‘Ha llegado el día’ les recordaban a los inscritos en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y a trabajadores de la administración pública venezolana que debían ir a votar en las elecciones primarias de este 8 de agosto para no “traicionar el legado de Chávez”.

Pensar en no participar se traduciría en perder beneficios como la bolsa de alimentos entregada por el régimen de Nicolás Maduro.

Puede ser de su interés: (Comicios  y sanciones, las claves del diálogo venezolano en México)

Elecciones Primarias PSUV

Ciudadanos esperan para depositar su voto en las elecciones primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

En todo el país se instalaron 5.108 centros de votación y estaban habilitados 20 millones de electores, según el padrón del Consejo Nacional Electoral (CNE). Uno de esos votantes era José, quien prefiere solo dar su nombre para no ser despedido de su trabajo.

“Había que ir a votar. Me mandaron un mensaje diciendo que al salir del centro pasara por el consejo comunal para chequearme en la lista y firmar la planilla”, le narra a EL TIEMPO este empleado público.

Nicolás Maduro

El régimen de Nicolás Maduro cree que las primarias del PSUV son un gesto democrático.

Peleas, heridos, disparos y confrontaciones públicas entre facciones del chavismo les dieron paso a estas primarias en las que las fracturas y la exclusión de candidatos se ventilaron durante toda la campaña.

“La escogencia de precandidatos del PSUV no dependía del número de postulaciones, sino también de otras decisiones”, reclamó en julio el exministro de Chávez Elías Jaua, cuando quedó por fuera del proceso de primarias en el que se conocerán los nombres para los comicios regionales y municipales del 21 de noviembre y en los que la oposición está solicitando garantías para asistir o no.

Primarias por obligación

“Este proceso deja más claras las fracturas. Las primarias fueron exigidas por redes, por un chavismo que asume que Maduro traicionó a Chávez”.

Las redes sociales fueron la plataforma para que un grupo de chavistas expresara su inconformidad con la escogencia, sin consulta, de los postulados de cara al 21 de noviembre. En el partido fundado por el fallecido Hugo Chávez se generó una presión interna para que las bases fueran escuchadas.

“Este proceso deja más claras las fracturas. Las primarias fueron exigidas por redes, por un chavismo que asume que Maduro traicionó a Chávez”, le dice a este diario el politólogo Nicmer Evans.

“Esta es solo la punta del iceberg de la fisura real y cruda entre Diosdado Cabello y Nicolás Maduro”.

Evans, quien fue preso político y militó en el oficialismo, cree que las primarias se dan por obligación y, además, buscan simular que todo va bien entre Cabello, primer vicepresidente del PSUV, y Maduro, “quien desconfía del PSUV”.

El politólogo explica que la pugna por el control político de los aspirantes “es clave” para Cabello porque está en minusvalía. “Solamente tiene el control del partido y algunos ministerios. Sabe que el control le permite garantizar ser el relevo de Maduro, aunque este no lo quiera”.

Los voceros del régimen han reflejado en sus discursos la necesidad de unificación. El mismo Cabello insistió sobre este punto.

“Nosotros debemos ir unidos a las elecciones”, refiriéndose a noviembre. “No tengo dudas de que el destino del país será con el legado de Hugo Chávez”.

Pero esta afirmación no es compartida por algunos movimientos de izquierda que abandonaron las filas de lo que se conoce como el Gran Polo Patriótico, organismo que agrupa a todos los partidos chavistas.

“Este gobierno ha echado hacia atrás un grupo de conquistas que el pueblo había obtenido”.

“Nosotros decidimos romper con el gobierno de Maduro”, afirma Félix Velázquez, integrante de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), grupo que está integrado por movimientos fieles a Chávez.

La APR lanzó sus propios candidatos y no fue a las primarias, prefirió apartarse. “Este gobierno ha echado hacia atrás un grupo de conquistas que el pueblo había obtenido”, expresa Velázquez, también candidato a la gobernación del estado central de Miranda, gobernado hoy por Héctor Rodríguez, vocero de Maduro en el diálogo próximo a instalarse en México con la oposición.

Luego de votar este domingo, Jorge Rodríguez, el presidente de la Asamblea Nacional y actor en la negociación venidera, insistió a través de la televisora del Estado en que las primarias solo muestran “el talante democrático del autor de la propuesta, que es Maduro”.

A su juicio, la oposición “se ha negado al diálogo”, y afirma que han conversado con casi todos los adversarios, menos con “los restos del guaidocismo”, refiriéndose a Juan Guaidó.

Juan Guaidó

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó.

Para el politólogo Evans, sin duda, estas elecciones, por más cuestionamientos que haya y falta de auditoría, son “una bofetada a la oposición”, independientemente de los resultados.

“Es decir a la comunidad internacional que ellos sí hacen consulta, y esto puede incidir en la negociación”.

Y la incidencia se ve reflejada en que el régimen da una muestra de capacidad de hacer elecciones, una de las peticiones del diálogo, aun cuando son señalados de “dictadores”.

En esta jornada de primarias, que inició a las 6 am, el grueso del chavismo salió a votar, la mayoría descontento por la mala gestión de los alcaldes y gobernadores del mismo oficialismo. Los centros tenían una sola máquina, para cinco mil y hasta 10 mil electores.

Algunos fueron por obligación y otros por convicción y “lealtad” a Chávez. Otros como José, el empleado público, lo hicieron para no perder sus trabajos o beneficios.

Ana Rodríguez Brazón
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas​



Source link


Current track

Title

Artist