Comunicado de la CIDH en el que rechaza la violencia policial en Colombia – Latinoamérica – Internacional

Written by on September 16, 2020



A través de un fuerte comunicado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este miércoles su “enfática condena frente a los hechos de brutalidad y abuso policial” que se presentaron la semana pasada en Colombia y por el presunto uso de armas de fuego por parte de la fuerza pública durante las jornadas de protesta.

(Lea también: Fiscalía pide medida de protección para testigo por muerte de Ordóñez)

En su comunicado, la Comisión hace un recuento del caso de Javier Ordoñez, el ciudadano que murió luego de recibir golpes y descargas eléctricas por parte de miembros de la Policía y que desató varios días de protestas a nivel nacional, que se tornaron violentas. Según la CIDH, el caso preocupa pues Ordoñez fue atacado pese a que se encontraba inmovilizado en el piso y porque murió cuando se encontraba bajo custodia de la policía.

Avances de las investigaciones y la pronta identificación y separación de sus funciones de los agentes policiales vinculados a estos hechos

Si bien la CIDH dice que ha tomado nota sobre los “avances de las investigaciones y la pronta identificación y separación de sus funciones de los agentes policiales vinculados a estos hechos”, recuerda que la jurisprudencia interamericana exige que los casos de violaciones a los DD. HH. contra civiles cometidos por agentes del Estado deben ser juzgados exclusivamente por el sistema de justicia civil.

Adicionalmente, la CIDH expresa su preocupación por los hechos de violencia transcurridos durante las manifestaciones desarrolladas en diversas ciudades del país y que dejaron al menos 1

CAI protestas

Manifestantes en el CAI de Villa Luz, en medio de disturbios rechazando lo ocurrido con Javier Ordóñez.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

“De acuerdo con registros audiovisuales de amplia circulación pública, agentes policiales presuntamente habrían efectuado disparos en dirección a los manifestantes en distintas situaciones. De conformidad a lo indicado por la CIDH, no existen supuestos que habiliten el uso de la fuerza letal en una manifestación o que se dispare indiscriminadamente a la multitud. La Comisión ha señalado que la fuerza potencialmente letal no puede ser utilizada para mantener o restituir el orden público o para proteger bienes jurídicos menos valiosos que la vida como, por ejemplo, la propiedad“, dice el organismo.

Sostienen, a su vez, que existen “diversas denuncias sobre las acciones policiales vinculadas a situaciones de maltratos, golpes, torturas y un caso de abuso sexual”.

Y afirma haber registrado múltiples quejas de personas defensoras de los Derechos Humanos por “detenciones indebidas de personas defensoras, agresiones físicas y simbólicas, así como el hostigamiento por el cumplimiento de las tareas propias de su trabajo y la sustracción de sus teléfonos celulares junto con los registros audiovisuales de presuntas violaciones de los derechos de las y los manifestantes”.

(Le puede interesar: Pruebas forenses determinarán rumbo del caso por muerte de abogado)

En el comunicado, la CIDH le pide al estado investigar y esclarecer estos hechos, así como a juzgar y sancionar a los responsables.

Asimismo, llama a las autoridades a ordenar “el cese inmediato del uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del Estado“, subraya que la actuación de la policía en el mantenimiento del orden público debe basarse estrictamente en los estándares internacionales de Derechos Humanos que rigen el uso de la fuerza bajo los principios de excepcionalidad, proporcionalidad y absoluta necesidad y le recuerda al gobierno que debe garantizar el derecho a la vida, la integridad y la libertad de manifestación.

Por último, la Comisión emite también una condena enérgica por todos los hechos de violencia y advierte que “la protesta social es legítima en tanto se desarrolla en forma pacífica”.

(En otras noticias: La ONU vincula al régimen de Maduro con crímenes de lesa humanidad)

No sin antes resaltar que las fuerzas de seguridad tienen la obligación de permitir el desarrollo de las manifestaciones y protestas y de aislar a los manifestantes que recurren a la violencia.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON



Source link


Current track

Title

Artist