fbpx

Biden acelera la lucha contra el covid-19 en Estados Unidos

Written by on January 21, 2021



El presidente de EE. UU., Joe Biden, prometió este jueves una movilización como “en tiempos de guerra” para hacer frente al covid-19, anunciando un endurecimiento de las normas sobre el uso de tapabocas y una cuarentena obligatoria para los viajeros que entren al país.

El mandatario –que dedicó su primera jornada de gobierno a la lucha contra la pandemia– , alertó que EE. UU. superará probablemente los 500.000 fallecidos por el virus en febrero.

Al firmar una decena de medidas y decretos, Biden anunció que “aquellos que viajen a EE. UU. desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y hacer una cuarentena cuando lleguen”. La exigencia de un test ya había sido ordenada por el gobierno de su antecesor, Donald Trump, pero el aislamiento era solo una recomendación.

(Lea aquí: Una dura política, lo que espera Rusia de la Administración Biden).

El mandatatio demócrata explicó que esta medida se debe a las nuevas cepas del virus detectadas en otros países, en un momento en que en EE. UU. hay más de 400.000 muertos por la pandemia, una cifra que supera la cantidad de soldados estadounidenses fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Además, Biden admitió que llevará meses “darle la vuelta” a la estrategia encarada por su predecesor. “Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar”, dijo. “La cifra de muertos probablemente superará los 500.000 el mes que viene (…). Nos va a llevar meses darle la vuelta a esta situación”, añadió el mandatario.

El pronóstico de Biden coincide con el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud de la Universidad de Washington, que calcula que, si continúa la trayectoria actual, EE. UU. superará el medio millón de muertos el 19 de febrero y empezará marzo con más de 521.000 fallecidos por la enfermedad.

La estrategia de Biden para enfrentar el covid-19 también incluye medidas para acelerar el ritmo de vacunación, una campaña cuya implementación describió como “un fracaso deplorable”.

Otra de sus medidas ordena el uso de tapabocas en aeropuertos y en la mayoría de aviones, trenes, barcos y buses de media y larga distancia, algo que Trump se negó a hacer. Asimismo, Biden mandó recurrir a la Ley de Producción de Defensa, una legislación adoptada en 1950 en respuesta a la Guerra de Corea, para movilizar al sector industrial y acelerar la fabricación de tapabocas, respiradores y otros equipos contra la pandemia.

Coronavirus en Estados Unidos

EE. UU. es uno de los países más afectados por covid-19 en todo el mundo.

El mandatario afirmó, además, que va a asegurarse de que los científicos y los expertos puedan trabajar libres de “cualquier interferencia política y que puedan tomar sus decisiones basados estrictamente en la ciencia”.

(Lea aquí: Pasajeros que lleguen a EE. UU. deben hacer cuarentena).

La nueva administración estadounidense agradeció ayer a la Organización Mundial de la Salud (OMS) su papel de liderazgo en la lucha contra la pandemia y le aseguró su apoyo financiero, un giro de 180 grados respecto a la estrategia de Trump.

EE. UU., que anunció su regreso a la OMS el miércoles, “tiene la intención de cumplir con sus obligaciones financieras con la organización”, aseguró el inmunólogo Anthony Fauci en una reunión del consejo ejecutivo de la agencia de la ONU. El experto indicó a su vez en una conferencia de prensa en la Casa Blanca que las cifras de contagios siguen siendo “muy altas y que hay un aumento de las hospitalizaciones”.

Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar

Biden espera convencer a los congresistas republicanos de que aprueben un nuevo paquete de alivio de 1,9 billones de dólares destinado a amortiguar los efectos de la pandemia en la economía. El plan incluye cheques para las familias, fondos para reabrir escuelas, dinero para agilizar pruebas y vacunas, liquidez para pequeñas empresas y más ayuda alimentaria.

Además, el mandatario está esperanzado en que los legisladores den luz verde a un cambio radical en la política migratoria, piedra angular del mandato de su predecesor. Tras haber anulado el miércoles un decreto que prohibía el ingreso a EE. UU. a ciudadanos de países predominantemente musulmanes, y haber suspendido la construcción del muro en la frontera con México, el mandatario espera que el Congreso apruebe un ambicioso proyecto migratorio.

En una señal de que los tiempos están cambiando, el exlíder del Senado, el republicano Mitch McConnell –que ahora dirige una bancada de minoría– prometió trabajar con Biden “siempre que sea posible”.

AFP YEFE

Le puede interesar

 EE. UU.: muertes por covid superan a las de la Segunda Guerra Mundial

– ¿Qué hizo Donald Trump con el servicio secreto para sus hijos?

– El presidente de Argentina recibe vacuna contra el coronavirus



Source link


Current track

Title

Artist